"EL VIAJERO QUE REGRESA NUNCA ES LA MISMA PERSONA QUE ERA ANTES DE IRSE"

14 de septiembre de 2017

Perdidos en mercadillos de antigüedades

A mucha gente nos llama la atención lo antiguo, lo retro, lo vintage... Podemos llamarle como queramos pero la mayoría de veces acostumbra a ser por tratarse de artículos que forman parte de nuestra propia vida, nuestra infancia o algún momento especial.
Mención aparte merecen los anticuarios, los cuales, en el buen sentido de la palabra, tienen en ello su modo de vida y negocio. Pero si nos queremos sumergir en este mundo y poder gastarnos un poco de dinero en alguna pieza de nuestro interés, en España se realizan incontables rastros y mercadillos enfocados a particulares, donde encontraremos objetos desde 5 céntimos hasta.....


Os dejamos una pequeña relación de algunos de ellos, los más conocidos o singulares. Como en casi todo, se puede aplicar aquella máxima de "no están todos los que son.....pero hemos intentado que sí sean todos los que están". ¡Al lío!

  • Mercadillo de San Bruno (Zaragoza)
Lo encontramos los domingos, muy cerca de La Seo, en la zona del Pilar, con lo cual la visita nos puede cundir de lo más. En él se pueden encontrar toda suerte de objetos domésticos como muebles, libros, etc...pero todos ellos dan la sensación de orden y calidad, no de chatarra encima de una mesa.
Además, en los laterales hay algunos puestos donde poder picar algo.
  • Mercat de Plaça Masadas (Barcelona)
El cual ahora ya no se realiza en la plaza de dicho nombre por las quejas vecinales si no en otra casi al lado, más abierta y espaciosa pero que no tiene el encanto de la primera. Se realiza el primer domingo de cada mes y está especializado en modelismo ferroviario, slot (scalextric) y algunos puestos de juguetes antiguos. Conocidísimo en Catalunya y de visita mensual casi obligada.


  • El Rastro (Madrid)
Como olvidarse del emblemático Rastro de la capital de España. El barrio de Lavapiés alberga desde el S.XVIII como zona de trapicheo y años más adelante como mercadillo este punto de encuentro para los amantes de lo usado a la busqueda de cualquier cosa imaginable: libros, cascos, discos y otros trastos. Se realiza en la Ribera de Curtidores todos los domingos y festivos de 9 a 15 horas.
  • Els Encants (Barcelona)
De vuelta a la Ciudad Condal, nos podemos perder por este "mercadillo", bastante macro para usar este sufijo, para bien y para mal. Cambiado hace un par de años de su antigua ubicación, es aun más antiguo que su homónimo de Madrid y de los más antiguos de Europa, funcionando desde el S.XIV.
La nueva ubicación, además de ser cubierta y realmente espectacular por sus dorados, es casi motivo suficiente para una visita aunque sin perder de vista la infinidad de stands repletos de artículos.
Su horario de apertura son los lunes, miércoles, viernes y sábados de 9 a 20 horas.
  • Mercadillo de antigüedades de la Catedral (Barcelona)
Otro mercado bastante popular en la capital catalana con la pequeña diferencia que éste se celebra desde 1978 en la Plaza de la Catedral los jueves de 9 a 20 horas. Es un mercadillo bastante especializado en antigüedades y coleccionismo de todo tipo. Se pueden encontrar auténticas joyas.
  • Mercadillo del Jueves (Sevilla)
¿Adivináis cuando se celebra? Este bazar se instala en la c/ Feria y es el más antiguo de Sevilla. Todo lo vendible lo encontraremos en los 124 puestos que podemos recorrer de 7 a 15 horas todos los jueves excepto en Semana Santa que se celebra el miércoles.



  •  Fira de La Mola (Formentera)
En el sur de la isla encontramos esta feria de artesanos, relevo del movimiento hippie de los años 60, los cuales organizan talleres prácticos donde se enseña como trabajar distintos materiales. Es más una fería de artesanía que un mercadillo como tal y se realiza entre los meses de Junio a Octubre, los miércoles y los domingos de 16 a 21 horas.
  • Rastro de Mestalla (Valencia)
Organizado cada domingo desde las 9 en el párking del campo de fútbol del Valencia, en él encontaremos muchas piezas vintage para coleccionistas o para decorar nuestros hogares.
  • Mercadillo de antigüedades (Sabadell-BCN)
Alrededor del Mercat Central se instala cada domingo desde las 9:30 hasta las 14:30 este mercadillo donde abundan los libros usados y cacharrería en general. También tenemos puestos de plantas y al llegar el buen tiempo se puede disfrutar de las terrazas que hay en esta zona.
  • Mercado del juguete antiguo (Madrid)
Creado en 1997, se especializa en juguetes, tanto de colección como nuevos. Actualmente se ha instalado en el Centro Comercial La Ermita, después de unos años de cierta inestabilidad.
Se organiza el primer sábado de cada mes, excepto Agosto, entre las 10 y las 14 horas.


Obviamente, además de todos los citados, se organizan muchos, muchísimos más a lo largo y ancho de nuestro país. Tan solo hemos dado una pequeña pincelada para despertar en algunos la curiosidad quizás dormida por lo antiguo.
Podríamos destacar también, por su originalidad o historia y a pesar de no ser propiamente de antigüedades, dos más que se celebran en la provincia de Barcelona.
El primero de ellos, por Navidad, el archiconocido Mercat de Santa Llúcia, ya desde el S.XIX, de temática exclusivamente navideña. Pesebres, guirnaldas y todo tipo de ornamentación llenan la Plaza de la Catedral desde principios de Diciembre.
El segundo, completamente en las antípodas, es Palo Alto Market, donde el primer fin de semana de cada mes podemos acercanos para rebuscar ropa y complementos entre multitud de expositores, todo ello complementado con food-trucks donde encontraremos gran variedad de comidas a un precio asequible. Incluso hay un club donde tocan grupos funk. Una experiencia completa y genial.

8 de septiembre de 2017

¿Porqué hay una Giralda en Tarragona?


La mujer de un matrimonio andaluz, residentes en el pueblo de l'Arboç hacía ya muchos años, se estaba deprimiendo de gran manera al echar muchísimo de menos su tierra natal pero los negocios que allí tenían no les permitían abandonarlos sin más y regresar. Así pasaba los años, consumiéndose en el recuerdo de su Andalucía natal y el marido preocupado por lo que pudiera sucederle a su esposa.


Hasta que finalmente pudieron realizar un breve viaje a sus orígenes y ella pareció florecer de nuevo; era completamente otra persona sólo por poder contemplar su Giralda. Su esposo se percibió de ello y de vuelta a l'Arboç, decidió encargar la construcción de una réplica exacta del monumento, a escala 1:2, para que su amada pudiera disfrutarlo todos los días.
Esta historia, tan romántica como falsa, es producto del márketing de la empresa que en su día fue propietaria del edificio y no tiene nada que ver con la realidad.


El primer dueño y residente fue Joan Roquer i Marí, casado con Candelaria Negrevernis, una dama de la alta sociedad barcelonesa. En 1886 ésta heredó una gran fortuna de un tío indiano suyo, mejorando aun más su status social, lo que les llevó a viajar con frecuencia por Andalucía, especialmente para celebrar su primer aniversario de boda. Tanto les fascinó esta tierra y su legado musulmán que, hacia 1898 adquieren un terreno en l'Arboç donde mandan construir su residencia de verano, bajo la dirección y apuntes del propio Roquer y replicando los lugares más emblemáticos del sur de España tales como la citada Giralda, el Patio de los Leones de la Alhambra o el Salón de Embajadores de los Reales Alcázares de Sevilla.


Después de pagar los 10€ de entrada y una breve charla en una carpa situada en un lateral de la finca, es justamente el citado patio el que nos recibe tras cruzar los arcos de entrada. A diferencia de la construcción principal, no es una reproducción exacta 100% pero si nos abstraemos un poco, tendremos la sensación de haber viajado a Granada en cuestión de segundos.
Algo que difiere respecto al original es, por ejemplo, que aquí encontramos el primer piso cerrado por unas preciosas vidrieras decoradas y en el andaluz es una planta abierta.


Desde el patio como punto neurálgico, empezamos nuestro deambular por las incontables estancias de la propiedad, salones y más salones, despachos, pasillos..... En cada uno de ellos encontrábamos algo que nos dejaba con la boca abierta como por ejemplo en una de las salas, en las que se habían situado unos inmensos jarrones en cada esquina y en el centro se exponía un minúsculo Corán profusamente decorado y protegido por una caja de madera y terciopelo.


Siguiendo nuestro paseo diríamos casi sin rumbo a pesar del guía que nos acompañaba, pudimos contemplar en uno de los infinitos pasillos un mueble lacado en blanco y oro en el interior del cual se guardaba una curiosa colección de pequeños relojes de sobremesa, todos ellos dorados, pertenecientes a D.Manuel Camino, actual propietario del inmueble. Más adelante, en otra de las salas, se guarda parte de otra colección que también posee, en este caso de conchas marinas, constando expuestas "tan sólo" unas 830.


Estancias a derecha e izquierda nos aguardan, todas con algún elemento que las hacía especiales como este pequeño salón profusamente decorado en ventanales y techo donde encontramos, cuidadosamente dispuesto sobre un pequeño sofá, un magnífico mantón de manila.


Muy cerca de allí, en un pequeño distribuidor, podemos observar el que, según el guía, sea seguramente el mueble más valioso de toda la casa, tanto por su increíble trabajo de marquetería como por sus incrustaciones en bronce por toda su estructura. Desde luego, y sin saberlo, fue el que más nos llamó la atención.


Cruzando el patio accedemos a la sala más espectacular de esta construcción, la que representa el Salón de Embajadores de los Reales Alcázares de Sevilla. Ya desde el patio nos llama la atención el arco que lo precede y una maravillosa lámpara de techo enclavada justo después.


Pero es una vez dentro donde uno abre la boca y no la cierra hasta bastante después de irse. La recargadísima decoración de la estancia no hace más que otorgarle un aire más solemne, más noble incluso. Las cuatro inmensas lámparas de forja que cuelgan en sus esquinas y los coloridos rosetones no hacen más que multiplicar esa sensación.


Todo ello mientras no levantamos la vista de las maravillas que teníamos a nuestra altura. Cuando a duras penas nos habíamos recuperado un poco de la primera impresión solo nos esperaba otra sacudida más: una cúpula de estilo bizantino forrada con hasta 30 kgs.de finísimas láminas de papel de oro cubre toda esta joya de la arquitectura.


Al igual que en el resto de la casa, encontramos objetos más que llamativos y ésta no podía ser menos, tratándose en este caso, además, de un record Guiness: al mayor capítulo (el 1º) del Quijote impreso jamás, aunque más que impreso deberíamos decir grabado ya que el autor lo realizó sobre planchas de madera. De ahí que un solo capítulo tenga tan desmesurado grosor; por lo que calculamos a ojo, cerca de un metro. Tan exquisito y laborioso trabajo fue un presente del hermano del propietario a éste.


Cuando conseguimos salir del Salón de Embajadores, un poco contra nuestra voluntad, sinceramente, nos dirigimos a la planta superior, destinada básicamente a habitaciones, algún despacho y pequeñas salitas de reuniones.
A mitad de las escaleras nos llamó la atención un precioso jarrón dedujimos que de porcelana en color blanco hueso con una detalladísima pintura en su parte central. Sencillamente, una obra de arte que muchos desearíamos en nuestras casas.


Una vez arriba ya nada nos sorprendía y al mismo tiempo todo lo contrario. Virtuosos muebles de marquetería para las habitaciones, madera trabajada para sillones de una salita o un escritorio de despacho absolutamente espectacular forman parte del mobiliario de esta Giralda catalana.


Una visita magnífica de hora y media aprox.a una construcción no menos fantástica, aunque después de tantos elogios que habéis leído os extrañará una crítica, pero es especialmente constructiva y así se lo trasladamos al guía. Es simplemente imperdonable que un monumento de tal belleza se deje tan "a mano" de los visitantes que por allí pasamos, es decir, uno se puede sentar en casi todos los sillones, los jarrones no están protegidos ni por un simple cordón y así prácticamente todo el ajuar del lugar, dejando de lado que en muchos momentos el guía seguía adelante con el grupo y nos podíamos quedar completamente solos en una sala con cualquier maravilla a nuestra disposición si fuéramos de esa calaña. El ejemplo más claro fue en la sala del Corán el cual, por su diminuto tamaño y solos que nos quedamos, podía haberlo sustraído sin ningún problema, meterlo en la mochila y "¡a mí que me registren!".
La explicación, por llamarlo de alguna forma, a nuestra observación, fue encogerse de hombros y alegar que no dejaba de ser una propiedad privada, como queriendo decir que cada uno hace en su casa lo que quiere. Una lástima porque con el tiempo y el uso se perderán auténticas joyas. Esperemos que algún estamento meta baza y ayude al propietario en tan costoso mantenimiento.
Y como al principio hablábamos de historias de amor, pues exactamente esa canción os dejamos del grupo OBK.

3 de septiembre de 2017

¡Al agua.....perros!

Si tenéis perro llevadlo al Resort canino Can Jané. Así, sin más, porque no hay muchas más vueltas que darle al tema. Una residencia canina cercana a Granollers, bastante conocida incluso entre los jugadores del F.C.Barcelona, que se ha ido ampliando y que desde 2014 cuenta también en sus instalaciones con un parque acuático para nuestras mascotas perrunas.


El recinto está realmente bien acondicionado, gozando de gran espacio en todos sus puntos y buenos equipamientos. La entrada de un propietario y un perro son 15€ más 5/6€ cada acompañante. Os dejamos el enlace a su página (WEB) para que tengáis acceso a toda la información detallada.
Una vez ya en el parque acuático propiamente dicho encontramos una primera zona con dunas y arenales para que nuestros perros puedan correr, subir y bajar sin ningún peligro, todo perfectamente vallado y ambientado con palmeras y grandes rocas.


Justo enfrente tenemos un pequeño restaurante, suficiente para cubrir la comida de ese día, con su terraza para descansar después de unos buenos baños y justo al lado, una tienda con artículos para mascotas por si necesitamos algo a última hora o simplemente obsequiar con algún caprichito a nuestro peludo.


Cruzamos un pequeño puente y llegamos por fin al centro neurálgico de nuestra escapada: las dos piscinas del Aqua Park, la pequeña para perros de hasta 10kgs.y la grande para los de ese peso en adelante. Obviamente, ambas están perfectamente valladas y separadas entre sí para evitar "tentaciones". Al entrar en cada una de ellas encontramos un encargado que nos termina de explicar las normas de estancia (todas ellas figuran detalladas en la web), nos indica que hay que duchar al perro antes de meterse en el agua y recomiendan una estancia máxima en ella de 15/20 minutos para evitar daños en sus almohadillas.


Superados los primeros minutos de sorpresa y aclimatación, empieza el disfrute. Primero una pata, después las cuatro, hasta la barriga y luego ya.....¡¡aaal ataqueee!!
Las piscinas gozan de toboganes y pasarelas para que los perros puedan zambullirse al agua desde ellos y kayaks y pequeñas tablas de surf para pasearlos encima de ellas.


Os aseguramos que ver sus caras de felicidad nadando sin peligro alguno o corriendo como posesos con sus nuevos amiguetes es impagable. Justamente por el hecho de dejarles el máximo espacio posible exclusivo para ellos no está permitido a las personas ni bañarse (aunque sí acompañar al perro) ni tumbarse en la hierba artificial que rodea la piscina, para evitar ser literalmente atropellado por alguna estampida de perros en desenfrenada carrera.


Un lugar totalmente recomendable para cualquiera que tenga un perro en la familia. Será un día que difícilmente olvidará. Y el siguiente también, porque imaginamos que las agujetas deben estar ¡¡garantizadas!!
Y qué mejor canción para acompañar esta entrada que "Laika" del grupo icono del pop español, Mecano, con Ana Torroja a la cabeza.